Video: El reingreso en la atmósfera de una nave Progress, visto desde el espacio

Imagen de la nave de carga rusa Progress M-10M reingresando en la atmósfera terrestre, obtenida desde la ISS el 29 de octubre de 2011. Créditos de la imagen: Image Science and Analysis Laboratory, Johnson Space Center, NASA.
Imagen de la nave de carga rusa Progress M-10M reingresando en la atmósfera terrestre, obtenida desde la ISS el 29 de octubre de 2011. Créditos de la imagen: Image Science and Analysis Laboratory, Johnson Space Center, NASA.

La imagen que encabeza este post muestra a la nave de carga Progress-M 10M (también denominada 42P) reingresando en la atmósfera terrestre el 29 de octubre de 2011. Luego de llegar a la Estación Espacial Internacional (ISS) el 29 de abril de 2011, pasó varios meses acoplada a la misma, hasta que fue llenada de desechos, se desacopló, y los controladores de la agencia espacial rusa Roscosmos la guiaron en un descenso controlado sobre el Océano Pacífico para su desintegración.

Se trata de apenas una de las imágenes de una secuencia fotografiada desde el espacio por los astronautas de la Expedición 29, a bordo de la ISS. Tanto la foto como el video resultante son espectaculares, ya que muestran la curvatura de la Tierra, el brillo emitida por los átomos y moléculas de las capas superiores de la atmósfera terrestre, los primeros rayos del Sol saliendo por detrás del limbo terrestre, y por supuesto, la estela de plasma o gas ionizado generada por la Progress al reingresar.

Por estos días otra Progress-M, la 27M (con la designación alternativa 59) está siendo noticia en todo el mundo al quedar fuera de control luego de su inserción en órbita con destino a la ISS. Tras dar por cancelado su acoplamiento con la estación espacial, los controladores rusos siguieron intentando retomar el control de la nave no tripulada, sin éxito. Sin la posibilidad de encender sus motores para elevar su órbita, o al menos intentar un reingreso controlado sobre un área deshabitada, las últimas novedades indican que la nave da casi dos vueltas sobre sí misma por segundo, lo que explica su notable parpadeo al ser observada en el cielo nocturno.

A pocas horas de caer definitivamente hacia la superficie terrestre, las predicciones del canadiense Ted Molczan, experto mundial en seguimiento de satélites, hablan de un reingreso a las 03:42 (TU) del 8 de mayo de 2015, con un margen de error de 96 minutos.

Para terminar, aprovecho para incluir este video del último paso visible de la nave rusa sobre territorio argentino, obtenido por Mariano Ribas desde la ciudad de Buenos Aires: