El cometa Schwassmann-Wachmann 3 y un interesante encuentro que no se producirá

Descubierto en 1930, el cometa 73P/Schwassmann-Wachmann 3, con un período orbital de 5,43 a 5,46 años, pasará apenas a 0,0786 UA de nuestro planeta (poco más de 30 veces la distancia de la Tierra a la Luna) el día 12 de mayo de 2006.

La evolución del Schwassmann-Wachmann 3 durante este pasaje cercano a la Tierra está siendo observada con mucho interés por astrónomos profesionales y aficionados de todo el mundo, y no es para menos: poco después de uno de sus últimos pasajes por el perihelio, en octubre de 1995, el cometa incrementó su brillo en seis magnitudes debido a la inesperada ruptura de su núcleo en tres fragmentos independientes, denominados 73P-A, B y C.

A principios de marzo de este año ya se habían detectado ocho núcleos distintos: B, C, G, H, J, L, M y N, pero la fragmentación del Schwassmann-Wachmann 3 parece no detenerse, y en los últimos días los fragmentos B y C se han desintegrado en «minicometas» todavía menores. Ya son más de 20 los fragmentos observables, y se cree que eventualmente el cometa podría desintegrarse y desaparecer completamente, como ocurrió con el 3D/Biela en el siglo XIX. En ese caso, su designación oficial cambiaría de 73P a 73D.

Cualquiera sea el destino final del Schwassmann-Wachmann 3, es interesante notar que el cometa iba a ser visitado por la sonda CONTOUR de la NASA el 18 de junio de este año, poco después de haber pasado cerca de nuestro planeta. Lamentablemente, ese encuentro tan oportuno ya no será posible: la comunicación con la sonda se perdió el 15 de agosto de 2002, poco después de encender sus motores para insertarse en una órbita solar; más tarde, varios telescopios terrestres encontraron tres objetos cercanos entre sí a lo largo de la trayectoria prevista, demostrando que la sonda se había fragmentado. ¡Qué ironía!

Actualización: SpaceWeather.com tiene un mapa para encontrar a los fragmentos B y C (los más grandes) en estos días. Están entre las constelaciones Hércules y Corona Borealis, y tienen una magnitud aproximada de 8.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *