Enlace

Heavens-Above.com, ahora en castellano

El sitio web Heavens-Above.com, desarrollado por el alemán Christopher Peat, ofrece desde hace años información invaluable para la observación de todos los objetos que pueden verse en el firmamento nocturno desde cualquier lugar de nuestro planeta, incluyendo todo tipo de satélites, naves espaciales tripuladas y la Estación Espacial Internacional, e incluso los planetas, asteroides y cometas de nuestro sistema solar.

Si bien hasta ahora Heavens-Above.com estuvo siempre disponible en inglés, el sitio está preparando el lanzamiento de sus contenidos en distintos idiomas, y por eso durante los últimos días estuve colaborando con gran parte de su traducción al castellano.

A partir de hoy, al ingresar al sitio, éste ya aparece automáticamente traducido para todos los usuarios hispanoparlantes. Dado que se trata de una herramienta gratuita y sumamente útil para todos aquellos interesados en la observación del cielo nocturno, ¡les recomiendo visitarlo y registrarse!

Meteoros, meteoritos y meteoroides: Arrojando un poco de luz sobre la cobertura de los medios

Cerca de las 3:30 de la madrugada del domingo 21 de abril, los habitantes de varias provincias del centro y norte de Argentina pudieron observar cómo el cielo se iluminó durante unos segundos por el ingreso de un meteoroide en la atmósfera terrestre. Eventos de un brillo tan elevado, similar al de la luz diurna, son calificados como bólidos.

Lamentablemente, como casi siempre ante uno de estos sucesos, los medios de comunicación están dando por cierta información confusa y en muchos casos incorrecta. Seguramente las causas de tantos errores por parte de la prensa no especializada tengan que ver con el apresuramiento por capitalizar el interés que causó a nivel mundial un evento similar el 15 de febrero en Chelyabinsk, Rusia. Quizás sería bueno, entonces, dejar en claro algunos detalles importantes. (más…)

¿Qué es un planeta? Una definición con más dudas que certezas

En pocos días, nuestro sistema solar pasó de tener los clásicos nueve a contar con doce, y finalmente se redujo a sólo ocho planetas; en ambos casos, se difundieron profusas declaraciones y gacetillas de prensa sobre dichas propuestas, que fueron distribuidas irresponsablemente a los medios antes de que se produjera una votación con resultados definitivos. (más…)